Buscar en nuestras publicaciones:


image image image
Entendiendo el populismo: versiones y alternativas CARLOS GOEDDER Durante un Seminario realizado
¿Será Bolivia en próximo Agfanistán? MARY ANASTASIA O'GRADY En los años transcurridos después de una brutal ocupación soviética que duró 10 años, Afganistán se transformó en un caldo de cultivo en el que se incubó una cultura del crimen organizado,
Timochenko, presidente de Colombia CARLOS ALBERTO MONTANER  El jefe de las FARC ha anunciado que aspirará a la presidencia de Colombia.

Publicaciones

El partido de Uribe y los empresarios se arrepentirán cuando Colombia sea como Salvador

VANESA VALLEJO 

La semana pasada estuve en El Salvador, la primera vez que hablé sobre el “acuerdo de paz” firmado en Colombia mi interlocutor me interrumpió sorprendido: “es igualito a lo que pasó acá, calcado”.

Yo ya sabía que la situación que vive el país centroamericano es el futuro que le espera a Colombia si los acuerdos con las FARC no se hacen trizas. Con solo hacer una búsqueda básica en internet se pueden ver las similitudes entre los dos acuerdos y los resultados que tiene El Salvador más de 20 años después. Sin embargo, hay cosas que los datos en internet no cuentan y que asombran aún más.

En una reunión con empresarios de El Salvador, estábamos hablando de su fundamental rol en situaciones como la que atraviesa Colombia y que atravesó el país centroamericano en su momento, les contaba que en nuestro país los empresarios, salvo contadas excepciones, se han quedado callados ante lo que ocurre.

Por varias razones los empresarios deberían ser los primeros en reaccionar ante estos peligros. Son ellos los que tienen el dinero para costear divulgadores, organizadores y académicos que puedan explicarle a la población la desgracia del socialismo. Pero, sobre todo, son ellos, por su ocupación, los que primero suelen darse cuenta y entender la desgracia que se cierne sobre un país.

Son ellos los que mejor entienden que un país sin propiedad privada es un país sin inversión y sin empleo. Son ellos, también, los que primero empiezan a ver los signos de decaimiento de la economía.

Sin embargo, les contaba a mis contertulios, que en Colombia, aunque ya la están pasando mal, no han sido capaces de alzar la voz o de organizarse, en nuestro país ni siquiera hay un centro de pensamiento que se dedique a divulgar el liberalismo económico.

China: el retorno del imperio

FELIPE DE LA BALZE 

El XIX Congreso del Partido Comunista Chino concluyó esta semana con la reelección de Xi Jinping como líder supremo de su país. El Congreso fue una virtual coronación del presidente y reforzó su control sobre el Partido, las fuerzas armadas y el aparato de seguridad. El nombramiento de sus lugartenientes en posiciones claves y la incorporación formal de “sus pensamientos” en la Constitución (como lo hizo Mao en su momento) vaticinan un proyecto de poder ambicioso y de largo aliento.

El presidente Xi es quizás el líder más poderoso en el escenario internacional actual. Es un hombre del Partido. En su discurso inaugural sostuvo: “Solo el socialismo puede salvar a China y solo la reforma puede desarrollar a China, el socialismo y el marxismo”.

Es también un nacionalista tradicional. Concluyó su discurso con un llamado “a la gran revitalización de la nación china”, “a la modernización y reunificación de la Patria” y “a China como gran potencia mundial”.

Durante su primer quinquenio en el poder (2012-2017) el Sr. Xi afianzó y centralizó el mando, purgó a sus principales rivales y promovió alrededor de su persona un culto a la personalidad que no tiene precedentes después del fallecimiento de Mao en 1976. Su vigorosa y popular campaña contra la corrupción llevó a la cárcel a más de 150 altos líderes del Partido, incluso a varios de sus principales competidores.

Xi Jinping se propone ahora profundizar las políticas iniciadas durante los últimos años. En lo económico, fortalecer aún más el rol del Estado. La empresa privada y el mercado son promovidos pero en el marco de un planeamiento estatal de largo plazo, de un rol creciente para las empresas públicas y de una participación extensa del Partido en la gestión privada de los negocios. Vale la pena mencionar que la mayoría de los empresarios más ricos del país son, o han sido, miembros activos del Partido Comunista y a menudo forman parte de sus órganos decisorios.

Mauricio Macri consiguió el capital político para hacer las reformas

ROBERTO CACHANOSKY

Finalmente Cambiemos logró un resultado electoral realmente importante, no solo a nivel país, sino que, lo más relevante, consiguió la victoria en la provincia de Buenos Aires derrotando a Cristina Fernández, quien dentro del arco político argentino representa el populismo más crudo y con aspiraciones autoritarias.

No obstante, es importante que la victoria electoral no se transforme en una borrachera de continuemos con lo mismo. Quiero recordar que en 1983 Alfonsín ganó las presidenciales y luego de hacer agua con la política económica durante 2 años, lanza el plan austral en 1985 de la mano de Sourrouille generando un fuerte cambio en las expectativas de los agentes económicos, al punto que en las elecciones de medio término de ese año logra una victoria importante con el 42% de los votos, aplastando nuevamente al PJ que fue dividido. No obstante, dado que el plan austral tenía un diseño inconsistente, en 1987 el radicalismo pierde las elecciones.Elecciones y economía

Si bien se podrán marcar todas las diferencias históricas del caso, es bueno hacer un poco de ejercicio de memoria para advertir que lo que sirve para ganar una elección no necesariamente sirve para gobernar luego y mucho menos para hacer crecer la economía.

Imagino que Macri sabe perfectamente que no puede seguir eternamente tomando deuda para financiar el déficit fiscal. Encima esa deuda hay que transformar en pesos, es decir, el tesoro le entrega dólares al BCRA y éste le da a pesos para que haga los pagos, lo que implica un ingreso importante de pesos en el mercado que le exige al BCRA quitar parte de esos pesos de circulación mediante la colocación de LEBACs, stock de deuda del BCRA que, a su vez, devenga un interés que dispara el gasto público.

Mi impresión es que el gradualismo económico extremo que estuvo aplicando el gobierno pende de un hilo muy delgado que consiste en seguir consiguiendo financiamiento externo para financiar el rojo fiscal. Por lo tanto, luce muy arriesgado continuar con este esquema que se acerca más a parálisis que a gradualismo.

El default venezolano llega bajo la figura de la "reestructuración"

PEDRO GARCÍA

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó este jueves en la noche que luego del pago por 1.122 millones de dólares que se hará efectivo mañana, “decreta” la “reestructuración” de la deuda de la República Bolivariana de Venezuela.

Dicha deuda, que era de USD $21 mil millones cuando Hugo Chávez llegó al poder, en 1999, es hoy de USD $184.700 millones, y fue contraída, en su inmensa mayoría, entre 2007 y 2012, cuando el difunto mandatario no solo dilapidó todo lo que le ingresó por renta petrolera (y que se estima en 1,5 billones de dólares), sino que además se endeudó para financiar su farsa socialista.

Maduro, heredero de las ruinas, hombre, sin duda, de pocas luces y menos formación, cree que puede obligar a los tenedores de los bonos de Pdvsa y de la República Bolivariana de Venezuela a sentarse en una mesa de negociación para la cual puso como jefe de la delegación venezolana a Tareck El Aissami, vicepresidente del país, lo que ya es un primer inconveniente: no solo porque El Aissami tiene escaso (o más bien nulo) conocimiento en Economía, sino porque es uno de los funcionarios sancionados por la Oficina de Control Activos en el Exterior (OFAC) de Estados Unidos. Es decir, ningún tenedor de bonos o fondo de inversión de ese país puede sentarse a conversar con él nada que vaya más allá del clima, los partidos de beisbol del día anterior o de lo guapas que son las venezolanas.

¿Cuáles son los escenarios que se abren? Por el momento, catastróficos. Maduro, que culpa a una supuesta “guerra económica” de la escasa disposición de los tenedores de bonos a negociar la deuda venezolana, puede poner a los 30 millones de habitantes de su país ante un escenario de miseria sin límites, si, como es previsible, los acreedores de Venezuela se niegan a sentarse a negociar y exigen su dinero.

El último país que tomó una posición semejante fue Argentina, que en 2001 cayó en default, y desde 2005 mantenía una controversia con los llamados “fondos buitres” que solo se saldó en 2016, con Mauricio Macri en el poder. La situación argentina, sin embargo, salvo en 2001, distaba mucho de la desesperada crisis venezolana, un país que apenas ayer vivió su primer mes de hiperinflación (50,6 %) en toda su historia, y cuya deuda externa equivale a 430 % de sus exportaciones.

Rajoy convocó a elecciones en Cataluña...¿y después?

HANA FISCHER

Las turbulencias políticas en España, originadas en el enfrentamiento entre Cataluña y Madrid, merecen un sereno análisis. ¿Por qué? Porque, en esencia, la discusión gira en torno a relevantes conceptos de filosofía política que deben ser señalados, ya que ellos repercuten directamente en la calidad de vida de los ciudadanos.

Concretamente, esa controversia permitió conocer la idea de “nación”, “democracia”, “patria” y “soberanía” que defiende cada una de las partes en pugna. Asimismo, reveló el carácter tanto de Mariano Rajoy como de Carles Puigdemont.

A mi entender, ninguno de los principales actores de este conflicto quedó bien parado. Es decir, ni Rajoy ni las exautoridades catalanas independentistas.

Por otra parte, lo sucedido sacó a relucir que la Constitución española de 1978, al referirse a “nacionalidad”, es contradictoria. Asimismo, sus primeros artículos traslucen una confusión acerca de lo que es un “Estado” y una “nación”, asimilando ambos términos. Eso es llamativo dado que desde el siglo XIX existe una sólida y profusa literatura que clarifican bien ambos conceptos.

Uno de sus artículos contradictorios de la Constitución es el núm. 2, donde se expresa que “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades”.

Si hay solamente una “Nación”, entonces, es imposible hablar simultáneamente de “nacionalidades”. Por lo menos, es lo que indica el principio lógico de no contradicción, fundamento de todo ordenamiento jurídico. Daría la impresión que aquí en realidad se estaría haciendo referencia al “Estado” español.

Timochenko: la política, una segunda vida para el guerrillero retirado

RAMIRO PELLET

El prontuario tiene 26 páginas. Los delitos más repetidos: rebelión, terrorismo, secuestro extorsivo, homicidio agravado, daños a bienes ajenos. La suma de condenas excede varias vidas. Pero en esta vida, la que cuenta, el ex líder guerrillero Timochenko será candidato a presidente de Colombia para las elecciones del año que viene.

Así lo decidieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), reconvertidas en partido político, que esta semana lanzó la candidatura del viejo señor de la selva para su primera incursión en la arena democrática. Será su ingreso a la vida civil, su estreno político, tras dejar las armas por el acuerdo de paz firmado con el presidente Juan Manuel Santos.

Las FARC siguen siendo las FARC. Sólo que ahora las siglas responden a Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, como pasó a llamarse en la nueva era. Y Timochenko quizá deba inscribirse en la boleta electoral con su verdadero nombre, Rodrigo Londoño. El nombre con que fue anotado en el registro civil y con el que figura en el prontuario. El que usaba antes de lanzarse a la aventura redentora en nombre de la hoz y el martillo y con metralleta en mano. Entrenado en Cuba y en Rusia, se cree que eligió su nombre de guerra en honor de Semyon Timoshenko, un general soviético durante la Segunda Guerra Mundial.

La firma de la paz le abrió las puertas a la conversión. Según los alcances de los indultos y las amnistías entremezcladas en el acuerdo, el prontuario que dio a conocer la fiscalía colombiana, las 26 páginas de crímenes inagotables con sus extensas sanciones, por terrible que se vea, "no inhabilitará para la participación política ni limitará el ejercicio de ningún derecho, activo o pasivo, de participación política".

Las encuestas, sin embargo, no le auguran chances de triunfo al renacido Timochenko. Ni de quedar entre los primeros: 2% de los votos, por no decir 1,5%. Los recuerdos de sus correrías hielan la sangre de millones de colombianos. Bombas, emboscadas, matanzas. Civiles o uniformados, en el campo o la ciudad. No fueron los únicos, es cierto. Estaban los militares, los paramilitares, los narcos, cada cual más desenfrenado.

Búscanos en el Facebook

Noticias de la semana

eldia

Artes y Letras

La muerte del amigo

MARIO VARGAS LLOSA

Eran las tres de la madrugada en Moscú cuando sonó el teléfono. Mi hija Morgana llamaba para decirme que Lila y Fernando de Szyszlo habían muerto, desbarrancados por una escalera de su casa. Ya no pude dormir. Pasé el resto de la noche paralizado por un atontamiento estúpido y un sentimiento de horror.

Oí tantas veces decir a Szyszlo (Godi para los amigos) que no quería sobrevivir a Lila, que si ella se moría primero él se mataría, que, pensé, tal vez había ocurrido así. Pero, minutos después, cuando pude hablar con Vicente, el hijo de Szyszlo, quien estaba allí trémulo, junto a los cadáveres, me confirmó que había sido un accidente. Después alguien me informó que habían muerto tomados de la mano y, según los médicos, la muerte había sido instantánea, por una idéntica fractura de cráneo.

Lo que me queda de vida ya no será lo mismo sin Godi, el mejor de los amigos. Fue un gran artista, uno de los últimos, entre los pintores, al que se podía aplicar ese adjetivo con justicia, y una espléndida persona. Culto, entrañable, divertido, leal. Enriquecía la noche con sus anécdotas y sus chistes cuando estaba de buen humor y sus juicios eran agudos y certeros cuando recordaba a las personas que había conocido y que admiraba, como Tamayo, Breton u Octavio Paz. Había en él una decencia indestructible cuando hablaba de política o del Perú, una falta total de oportunismo o cautela, una integridad que, sin buscarlo y a su pesar, en sus últimos años lo fue convirtiendo en su país en una autoridad moral cuya opinión era solicitada sobre todos los temas. Cuando estaba de mal humor se encerraba en un mutismo de sílabas, una inmovilidad de estatua y se le respingaba la nariz.

Leer más