Buscar en nuestras publicaciones:

Bonos soberanos y Santa Cruz

TEÓFILO CABALLERO 

La emisión de Bonos Soberanos por parte del Estado Nacional ha permitido que Bolivia pueda obtener una nueva fuente de financiamiento de los mercados mundiales. Hasta el año 2012 la única fuente externa de financiamiento era la Deuda Externa, que son recursos desembolsados por los organismos multilaterales como la Corporación Andina de Fomento (CAF),Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco Mundial (BM) entre los más importantes; y la deuda bilateral que es contraída con los países amigos tales como China, Venezuela y Brasil entre los principales financiadores. Hasta el 30 de abril de 2014 según el Banco Central, la deuda externa boliviana alcanzó el monto de $us. 5.299millones.

Para acceder a esta nueva forma de endeudamiento soberano, ha sido fundamental el mejoramiento del desempeño macroeconómico, como el crecimiento de las exportaciones, aumento de las Reservas Internacionales del Banco Central, los superávit gemelos en Balanza de Pagos, los superávits fiscales del sector público, la reducción de la deuda externa gracias a la condonación de deuda por parte de los organismos financiadores. También este buen desempeño macroeconómico permitió en los últimos años que el país pueda mejorar su calificación de Riesgo País que en octubre 2003 cayó a B- una de las mas bajas de la historia hasta llegar a BB (la última calificación asignada a mediados de mayo 2014) de acuerdo con la metodología establecida por la Calificadora Estándar &Poor´s.

En los últimos dos años, el gobierno central obtuvo financiamiento vía Bonos Soberanos por el monto de $us. 1.000 millones en dos emisiones. De acuerdo con información del Banco Central de Bolivia, la primera emisión de Bonos en los mercados internacionales se realizó el 22 de octubre de 2012 por $us. 500 millones a un plazo de 10 años y a una tasa de 4,875%, con vencimiento el 29 de octubre de 2022. Esta emisión de Bonos tendrá un costo financiero en una década para el país de $us. 243.7 millones con cargo a los más de diez millones de habitantes del país.

La segunda emisión de Bonos en los mercados internacionales se realizó el 15 de agosto de 2013 por un monto de $us. 500 millones a un plazo de 10 años y a una tasa de interés de 5.95%, con vencimiento el 22 de agosto de 2023. Esta segunda emisión tendrá un costo financiero para el país de $us. 290.7 millones aproximadamente, que también serán pagados por todos los habitantes del país. En total los intereses a cancelar por las dos emisiones bordearán aproximadamente a $us. 534.4 millones, a lo que hay que agregar la devolución del capital prestado.

Las autoridades oficiales hicieron conocer que esos recursos serán utilizados para financiar proyectos de infraestructura, que nos parece una acertada decisión.

Sin embargo, nos permitimos poner en la mesa de discusión y observación tres aspectos;

a) la tasa de interés promedio 2013 por la deuda externa en el caso de organismos multilaterales ha sido de 1.7%, mientras que la tasa de interés contraída con los países amigos o deuda bilateral fue de 2.2%. Como se observa, el costo financiero es mucho más bajo en comparación a los costos financieros de los bonos soberanos.

b) El rendimiento de las Reservas Internacionales Netas (RIN) de acuerdo con el informe 2013 del Banco Central de Bolivia ha sido de apenas de 0.62%. Es necesario explicar al lector que las RIN en poder del Banco Central cuyo monto bordea los $us. 14.600 millones son invertidos en el extranjero; y los rendimientos o ganancias sirven para financiar el Bono Juana Azurduy, que es un beneficio que reciben las mujeres embarazadas y los niños hasta los dos años de edad. Gracias a las inversiones de las RIN por parte del Banco Central, el 2013 generaron una ganancia neta de $us. 70.4 millones.

c) De los $us. 1.000 millones captados por concepto de bonos soberanos y que son deuda externa para todos los bolivianos -incluido los cruceños-, no existe financiamiento para ningún proyecto en Santa Cruz. ¿Acaso el Pdte. Morales no viene más seguido a Santa Cruz y pondera la importancia de nuestro departamento, incluso más allá del G-77?, O es que ¿en esta parte del país, la gente no necesita infraestructura ?. En la primera emisión de Bonos Soberanos se han contemplado inversiones en 5 departamentos del país. En la segunda emisión se han contemplado inversión de infraestructura en 3 departamentos. Y Santa Cruz, ¿no existe?, o ¿va a vivir del G-77?. Simplemente, los cruceños no queremos dadivas, sino justicia y equidad porque sentimos que no hay una reciprocidad entre lo que entregamos los 3 millones de ciudadanos cruceños y lo poco que recibimos de parte del centralismo gubernamental.

Tomado de eldeber.com.bo 

Búscanos en el Facebook

Artículos del autor