Buscar en nuestras publicaciones:

¿Se repetirá el milagro norteamericano?

CARLOS MIRANDA

Estados Unidos de Norteamérica ha sido el mayor productor y exportador de petróleo en el mundo hasta la II Guerra Mundial. Al solucionarse el conflicto, EEUU y Arabia Saudita establecieron una relación especial por el aumento del mercado interno norteamericano, que convirtió a ese país en un gran y creciente importador de petróleo.
A partir de 2004 varios productores independientes norteamericanos, sin ser parte de ninguna compañía petrolera tradicional, iniciaron trabajos para obtener petróleo y gas de las formaciones de lutitas petroleras (shale oil & gas) existentes en grandes extensiones de su país.

Para 2010 se logró desarrollar la tecnología para la explotación de petróleo y gas de estas formaciones. Este avance tecnológico y el precio de 100 dólares /bbl generaron un verdadero boom de actividad en diferentes partes del país con tal éxito que para 2013 Norteamérica dejó de importar gas y para este año dejará de importar petróleo.
Así, EEUU alcanzó el autoabastecimiento en corto plazo y se está preparando para ser nuevamente exportador de petróleo y gas. En la industria los resultados de este rápido proceso son llamados "el milagro norteamericano”.

¿Pero que son las shale oil y shale gas? Son petróleo y gas obtenido de rocas sedimentarias de grano fino que no poseen suficiente permeabilidad para que el petróleo y el gas puedan ser obtenidos con métodos tradicionales utilizados en la industria, por eso se los denomina gas y petróleo no convencionales.
Se conoce la existencia de grandes extensiones de este tipo de rocas en otros países, como Rusia, China, Argentina y otros.

Estos hidrocarburos son explotados perforando pozos en las formaciones e inyectando volúmenes de agua y otros líquidos a gran presión, acompañados de partículas que soportan la permeabilidad secundaria, creada por la fracturación hidráulica. Así, el gas y petróleo pueden fluir a superficie.
La ubicación de los pozos no presenta los riesgos geológicos de las ubicaciones para descubrimientos tradicionales de petróleo y gas, pero se requiere un gran número de pozos y, en algunos lugares, al efectuar los fracturamientos se están contaminando niveles de agua potable.

Varios países están intentando repetir el llamado "milagro norteamericano”. A 100 dólares/bbl la existencia de petróleo y gas no convencional era un excelente negocio.
La producción a gran escala de petróleo y gas no convencionales ha llamado poderosamente la atención a los países exportadores de OPEP. Representó la pérdida del gran mercado norteamericano y en el futuro podría suceder lo mismo con China.
Por este motivo, la OPEP propició la actual rebaja de precios del crudo para establecer el mínimo bajo, por el cual el petróleo no convencional dejaba de ser rentable.

En EEUU se están suspendiendo actividades de producción no tradicional por el precio de ± 50 dólares/bbl. También se anticipaba, para enero de 2015, la solicitud de 5.000 permisos de perforación de estos pozos. Hasta la fecha no llegan a 4.000.
Al contrario, Argentina, para mantener la rentabilidad de la producción de petróleo no convencional, ha fijado en 75 dólares el precio mínimo para el barril producido.
No se debe ignorar que la relación EEUU-Arabia Saudita es tan profunda y variada que encontrarán una solución satisfactoria al conflicto de precios del petróleo tradicional y no convencional.

Por otro lado, China es actualmente el mayor importador de petróleo en el mundo y cuenta con áreas de similar magnitud a las de EEUU para producción no convencional. Al presente se están realizando labores preparatorias para este objeto. Por lo tanto, en el futuro una situación similar a la de EEUU con Arabia Saudita se puede dar entre China y Arabia Saudita.

Para finalizar, se debe tomar nota de que el llamado "milagro norteamericano” y la reacción de Arabia Saudita están beneficiando a la mayoría de los países del mundo por la importación de petróleo a precio reducido, con excepción de Rusia, Venezuela, Irán y otros productores menores.

Tomado de paginasiete.com 

Búscanos en el Facebook

Artículos del autor