Buscar en nuestras publicaciones:

Teherán busca un rápido acuerdo estratégico militar con Irán

GEORGE CHAYA

La agencia de noticias reformista iraní Amadnews publicó un informe proveniente de una fuente militar dentro del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) acerca de los preparativos de los líderes iraníes tras lo que consideran "amenazas" del presidente Donald Trump en contra de Irán.

Según la fuente del CGRI, la dirigencia iraní consensuó aliarse estratégicamente con Moscú para que Rusia pudiera defender al régimen en caso de ataque militar estadounidense contra Irán.

A cambio del paraguas de defensa ruso, los funcionarios iraníes le recomendaron al líder supremo Ali Khamenei, que Irán le conceda a Rusia amplios privilegios militares y económicos en los campos petroleros del sur de Irán, como también el acceso al Golfo Pérsico, lo que ofrecerá a Moscú el control de los puertos de Irán y beneficios que compensarían las sanciones estadounidenses contra Rusia.

Otra recomendación que ya está siendo implementada, es revivir el frente de batalla contra Israel por medio de Hezbollah en Líbano y por las organizaciones palestinas de Gaza y Cisjordania. El propósito será mantener a Israel ocupado y combatiendo a modo de mantener a la administración estadounidense centrada en Israel y no en Irán.

El informe de Amadnews subrayó el precio a pagar por la implementación de estas recomendaciones, señalando que constituyen una total contradicción con los objetivos de la Revolución Islámica y el legado de su mayor líder, el Ayatollah Ruhollah Khomeini, quien siempre insistió en que Irán no seguiría ni a EEUU ni a la ex-URSS, y que mantendría independencia de ambos. Por lo que claramente, quienes toman las decisiones en Irán "contradicen los intereses nacionales".

Los expertos iraníes discutieron también si es conveniente reabrir la embajada de EEUU en Teherán, la respuesta fue "no". Los funcionarios políticos y militares expresaron su opinión y determinaron que no debería reabrirse la embajada ni normalizar las relaciones con EEUU. En su lugar, aconsejaron que Irán debería profundizar sus lazos estratégicos con Rusia, de modo que, en caso de una guerra de grandes proporciones, Rusia defienda a Irán ante EEUU.

Amadnews indicó que el informe de los expertos fue enviado al Khamenei aconsejando medidas de profundización de lazos entre Irán y Rusia; la primera de ellas conformando inmediatamente una alianza estratégica con Moscú.

"La recomendación final de los expertos iraníes refiere a otorgarle a Moscú la libre explotación de los yacimientos petroleros y pozos del sur de Irán". Esta concesión le proveerá a Rusia ganancias anuales por más de 50 mil millones de dólares, y puede salvarla de la crisis económica derivada de las sanciones estadounidenses por Crimea.

Otra recomendación es facilitar el sueño de décadas de Rusia para acceder a las cálidas aguas del Golfo Pérsico, de manera que si EEUU ataca a Irán, Rusia será capaz de defenderlo del poderío marítimo y aéreo estadounidense.

Durante más de un siglo, Rusia ha buscado acceso a las aguas libres del Golfo Pérsico, pero Irán se abstuvo de permitirlo por temor a la infiltración e influencia rusa dentro de Irán. Si Rusia posee una presencia en el Golfo Pérsico y acceso a las aguas del sur de Irán, tomará el control de los puertos iraníes del sur y se beneficiará económicamente a pesar de las severas sanciones estadounidenses en su contra.

A los rusos ya se les ha concedido el derecho de utilizar la base militar de Noje para apoyar su presencia militar en Siria. Este derecho le fue concedido a Moscú por orden directa del líder Khamenei y sin la participación de los aparatos de toma de decisiones de Irán.

La tercera recomendación es involucrar a Israel en una guerra con Hezbollah y con los grupos palestinos para que esté ocupado, y así, unir a la opinión pública mundial en su contra. Una guerra entre Israel, Hezbollah y grupos palestinos, desviará totalmente la atención pública global de Irán y la concentrará en Israel. Tal guerra podría convertirse en el punto focal del primer mandato de cuatro años de Donald Trump y evitaría una oportunidad estadounidense de combatir contra Irán.

El núcleo del acuerdo estratégico entre Irán y Rusia se centra en que, "a cambio de otorgar derechos y grandes beneficios a Moscú", los rusos deben firmar un compromiso militar de que si se produce una guerra con cualquier país, Rusia seguirá siendo el aliado militar de Irán y le brindará apoyo efectivo.

Sin embargo, existe una gran pregunta que nadie ha respondido aún. En el caso de que Irán no se enrede en una guerra con ningún país, ¿Cómo le devolverán los rusos a Irán los derechos y beneficios que hayan recibido?

Tomado de elcato.org